En casa… cambiando de enfoque

Creatividad, trabajo en equipo, colaborativo

Ya hace más de una semana que estamos encerrados en casa. Esta semana en casa…cambiando de enfoque.

Cuando se declaró la situación de alerta pensé que iba a tener tiempo para leer libros pendientes, dedicar tiempo a proyectos , ordenar armarios, hacer una buena limpieza, terminar algunos cursos online, llamar a mis amigas. Y tengo que reconocer que ha sido todo lo contrario, creo que ha sido una de las semanas más estresadas del año.

Reuniones online ( gracias Zoom), webinar de lo más variados, tareas de los niños en casa, múltiples mensajes con tropecientas ofertas de planes para hacer en este tiempo de confinamiento donde no tenía tiempo. Creo que ha sido una semana de adaptación. Adaptación para todos: los del teletrabajo, los niños en su nueva situación, los profes organizando todo para que les llegue a los niños.

Los niños se han adaptado bastante bien a esta situación,  y yo aunque me encanta callejear, hacer planes,  ir a la playa, entrar y salir de casa. Creo que le he cogido el tranquillo, no me quedaba otra pero está siendo bastante llevadero.

Cambiando de enfoque

De todos los libros que quería leerme comencé con uno: Bullet Journal. Necesitaba mejorar mi organización , mi  planificación y cambiar de enfoque. A mi que me encantan todo tipo de agendas, cuadernos y hojitas; necesitaba ordenar y enfocar. Y estoy encantadísma con el método Bullet Journal. Había leído muchas cosas pero ir a la fuente orginaria, al libro de su creador, Ryder Carroll me ha ayudado mucho.

Algo que también he aprendido ha sido a introducir más flexibilidad en mi vida. Claro que ha sido a golpe de estado de alarma. Pero estoy dejando que la flexibilidad se vaya incorporandoa mi vida. Además tengo la sensación de que no nos queda otr. Y que cuando todo esto acabe nos encontraremos en una realidad diferente y nos tenemos que preparar para ello desde ya  cambiando  de enfoque. E incluso más que prepararnos, tenermos que empezar a trabajar sobre ella. No sé si esto tiene demasiado sentido, me apoyo en eso de que no hay que adaptarse a los cambios sino generar cambios.

 

Poco a poco he ido bajando mi ritmo frenético de la semana pasada, donde parecía que necesitaba reaprender todo de nuevo. Es cierto que desde la semana pasada he usado más las  aplicaciones para trabajo colaborativo, ya las conocía, pero esta semana he tirado mucho de  Trello, Slack, Zoom, Mural. Y me   he enamorado de AGILE.

He aprovechado para ordenar mi mesa de trabajo. He tirando un montón de cosas al estilo Marie Kondo, he quitado cosas que no necesitaba y he organizado de otra manera. Y a medida que avanzaba la semana he ido  sacando tiempo para hacer algo de deporte en casa, incluso ayer pude tomar un poco el sol. He ido más despacio, porque creo que es lo que nos ha dicho el mundo: bajemos este ritmo trepidante .

He sacado algunos  rato para meditar, para apagar el movil y usarlo de forma más zonable. Para hacer una acampada en el salón o un picnic en la terraza, para jugar a los Colonos de Catan, y para cocinar sin prisa.

Aún sigo con muchas cosas pendientes, pero cuento con 3 semanas por delante.

 

¿ Y tu has ido cambiando de enfoque?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba