Duda por un rato de tu optimismo. Te hará más eficaz.

optimismo, felicidad, talento, liderazgo, productividad, objetivos

Lunes Gym Talent. Y hoy toca hablar del optimismo. Pero vamos  dar un pequeño matiz que he descubierto recientemente…

Yo soy optimista por naturaleza. No sé. Me sale. No necesito demasiado esfuerzo para ver la parte positiva de las cosas. Para mi es una suerte. No sé si otras personas lo verán de otra manera,  a mi encanta. No significa que no tenga problemas o que mi vida sea fácil. Lo único que tengo fácil es mi capacidad de ver las cosas desde una perspectiva. Y a veces creo que , por esa adicción al optimismo , si las cosas se tuercen, trato de crear soluciones para que salgan bien. Vamos que tiendo a ser disfrutona…

El otro día justamente una persona me decía que en la empresa habían tenido un curso de motivación y que tenía un chute de optimismo porque todo había sido para insuflar un ambiente optimista dentro del departamento. Y curiosamente, preparando un curso sobre atención al cliente habia estado leyendo a Daniel Pink en su libro ” VENDER ES HUMANO” en el que hablaba sobre el optimismo a la hora de vender. ( en este caso vender prodcutos o servicios, pero tambien puede venirnos bien para aprender a vender-nos)

En concreto analiza si para hacer una buena venta era necesario llenarse de frases optimistas desde el primer momento, frases tipo : “seré el mejor vendedor que ha habido nunca en el mundo ” de Napoleón Hill ( autor de “Piense y hágase rico“). Lo últimos estudios de neurociencia dan la razón a que el  optimismo es fundamental en cualquier situación.

El optimismo necesita un espacio de duda para activar la creatividad, la motivación y el esfuerzo necesarios para lograr nuestros objetivos.

Hay un matiz que me llamó la atención y me ha gustado mucho: aunque el optimismo te inunde de emoción, deja un espacio para la duda. En un primer momento convierte el optimismo en una duda. Es lo que los investigadores de la Univesidad de Missisipi han llamado “el monólogo interior interrogativo“.  Hicieron una investigación en la que a todos los participantes  les planteaban unos retos y les daban las mismas instrucciones a todos. La única diferencia era que a un grupo le dijeron que se preguntaran  así mismos si serían capaces de resolverlo y al otro grupo que se dijeran a si mismos que si lo lograrían. El primer grupo , el de la duda , consiguió un 50 % más de aciertos. Repitieron el experimento de diferentes maneras y el patrón se mantuvo.

¿Por qué dudar del resultado mejorá nuestra efectividad?

 

Nuestro cerebro se lo toma como un reto. Y le encantan los retos. Está programado para la superviviencia, por lo tanto se activan más conexiones neuronales. Y eso nos conectar con nuestra propia motivación.Nos recuerda las razones por las cuales queremos lorgar ese reto, nos ayuda a superar las dificutlades que puedan surgir.

Al hacernos una pregunta  aumentan nuestras respuestas. Si tienes que hablar en público y los días antes te dices. “soy un crack, lo bordaré” es muy diferente a  decir ¿cómo puedo dar una buena conferencia?. Según este estudio, si te haces preguntas crearás más soluciones y más posibilidades. Te puedes ofrecer algún consejo, puedes contemplar errores anterios de los que aprender. En definitiva. Te abres a más posibilidades. Abres tu mente a una visión más amplia que te permitirá dar la mejor conferencia. Pero necesitas esa duda para activar tu capacidad de respuesta. La duda nos permite reunir más recursos para cumplir nuestro objetivo.

 

Eso sí, ese espacio de duda, es para los previos, para cuando preparas esa conferencia, para cuando desarrollas el proyecto, para cuando estas creando un diseño, para el antes. Para el DURANTE sé todo lo optimista que puedas. Ya no dudes. Cree en ti, en todo el trabajo que has realizado anteriormente.

Recordais ese famoso TED de Amy Cuddy, a parte de ser unos de los videos TED  más vistos en la historia, para mi es de los imprescindibles…

 

 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Otros post que pueden interesarte.

mi reconciliacion con el coaching

Mi reconciliación con el coaching

Mi reconciliacion con el coaching, sabía que algún día lo haría, y creo que ya llegó el momento. Creo que mi primer contacto con el coaching data de 2007-2008 . Por aquel entonces vivíamos en Huelva. Daba vueltas a como impulsar y ayudar a desarrollar el talento de las personas dentro de las empresas. Había

Read More »
personas y empresa

Personas y empresa

Los desayunos con talento surgieron con la idea de unir y conectar talento. El talento de personas que me iba encontrando por la vida, y que sabía que tenían mucho que aportar y que decir y que hacer y que construir. Así, en general, porque cada persona es única y especial. Al primer desayuno vino

Read More »

1 comentario en “Duda por un rato de tu optimismo. Te hará más eficaz.”

  1. Felicidades al autor de este articulo, ser líder
    es una labor de todos los días, de manera constante el líder debe de enfrentarse con él mismo
    para ser mejor, a veces lo más difícil es cambiar actitudes arraigadas que solo nos provocan problemas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba